Mijas Comunicación SA

El futuro incierto del Aula del Mar

F. Romero. Después de más de tres décadas al servicio del Mediterráneo, el Aula del Mar se ve abocada a su final. Un caminar al borde del precipicio que puede llevar al traste con un incuantificable trabajo dedicado al medio ambiente marino y cuya única motivación ha sido el amor y la pasión por la naturaleza.

Conocido oficialmente como Museo Alborania-Aula del Mar, la situación de este espacio se encuentra en un momento muy complicado: si a principios de 2020 las cuentas de la institución eran precarias, la llegada de la pandemia ha sido como un torpedo directo a su línea de flotación. El cierre temporal de su museo ha hecho que los ingresos se reduzcan, de modo que sus 17 empleados se encuentran en un ERTE. Esta situación durará, en principio, hasta mayo; a partir de ese momento, la prestación llegará a su fin y la institución deberá decidir qué hacer.

Ante esto el Aula del Mar ha organizado y lanzado una campaña que, bajo el título #SalvemosJuntosAuladelMar, pretende dar visibilidad al problema al que se enfrenta. La campaña ha contado con la respuesta y respaldo de numerosas personas, tanto anónimas como conocidas, e instituciones que han querido mostrar su apoyo: por el momento han sido más de 3.500 firmas, repartidas entre 200 instituciones y empresas tanto a nivel nacional como internacional, 30 de personalidades del mundo de la docencia y la investigación, y más de 3.250 de ciudadanos de todo el mundo. Además de las firmas, el instituto ha recibido cartas de apoyo y diversos vídeos en los que se ensalza su labor.

“Vamos a mantener una serie de reuniones con diversas administraciones públicas y esperamos que entre todos podamos seguir sacando adelante este proyecto a favor de nuestro litoral”, apuntó la directora del Aula del Mar, Cristina Moreno.

 

La importancia de dar empuje a esta institución se demuestra en que se ha convertido en un eje educativo primordial ya que cada año hacía llegar su mensaje de respeto y civismo medioambiental a más de 20.000 escolares. Además, también trabaja con distintas asociaciones en el Centro de Recuperación de Especies Marinas Amenazadas (CREMA), en el que se ayuda a numerosas especies marinas en peligro de extinción prestando atención sanitaria a los animales.

Actualmente, el CREMA es lo único que el Aula mantiene en funcionamiento ya que su partida está financiada por el Ayuntamiento de Málaga y la Diputación. Pero estos no son los únicos trabajos que desarrolla, ya que incluso sus responsables imparten talleres de primeros auxilios destinados a que cualquier persona sepa cómo actuar si se encuentra un animal marino en problemas.

Y, por si fuera poco, otro de los proyectos que ha puesto en marcha es la ‘app’ Infomedusa, que informa sobre la presencia de medusas en las playas de nuestra provincia en tiempo real. Pero, ¿cuál sería la solución para garantizar el futuro del Aula del Mar? O bien las instituciones públicas ponen de su parte, o una de las posibilidades sería crear una fundación propia con la que colaborar con otras que aportaran sostenibilidad económica al proyecto, aunque esta solución necesita más tiempo del que dispone la institución actualmente.

Es por ello que el Aula del Mar necesita de una ayuda urgente para no desaparecer y seguir desempeñando su trabajo, muy necesario para seguir luchando por la conservación de nuestro preciado patrimonio marino.

Modificado por última vez en

Buscador interno

BANNER INHOME SERVICIOS MAR21

BANNER PULSERAS AZ

Mundotoldos

BANNER GENERAUTO feb21

BANNER AUTOS REINA ESP NOV20

BANNER AGH ECO CLEAN 320X105

BANNER FETAJO ESP MAR21ok

Suscríbete a Mijas Semanal

Farmacias de Guardia

PERFIL DEL CONTRATANTE JUN18

2018 © MIJAS COMUNICACIÓN, S.A.
Aviso Legal y Política de Privacidad

Login or Register

LOG IN

Register

User Registration
or Cancelar