Logo
Imprimir esta página

Recuerdos de la Feria de La Cala, por Pedro Jiménez

Pedro Jiménez, con documentos históricos de la Feria de La Cala / Pedro Jiménez, con documentos históricos de la Feria de La Cala / M.C. Jiménez

Si hay alguna voz autorizada en La Cala para hablarnos de lo que han sido los festejos en el núcleo marinero de Mijas en las últimas cuatro décadas, esa es la de Pedro Jiménez, uno de los fundadores de lo que es hoy la Asociación de Vecinos de La Cala, que preside Francisco Javier Sepúlveda. Durante muchos años, Pedro estuvo al frente del colectivo junto a un grupo humano extraordinario. “Éramos una familia y trabajábamos en equipo”. Desgraciadamente la mitad ya se nos ha ido como José Mata, Antonio Martínez ‘El pintor’ o Rafael Méndez”, recuerda. Antes de ser asociación, porque aún no estaba permitido en España, lo que existía era una Junta Parroquial, que funcionó durante ocho años, hasta que en el 79, se pudo constituir la asociación vecinal. “El mismo equipo que estaba en esa Junta Parroquial pasamos a formar parte de la Asociación de Vecinos. Desde el año 79 ya empezamos nosotros a organizar todas las fiestas de La Cala, desde las ferias, el día del Corpus, la Semana Santa, la Verbena de Santa Teresa o los carnavales”, explica. La Feria de La Cala ha tenido diversas ubicacionesNo obstante, hay que remontarse hasta finales de los años 60 y principio de los 70 para encontrar el germen de lo que es hoy en día la Feria de La Cala de Mijas. “Entre los años 68 y 70 un señor de Fuengirola hizo una especie de velada en un sitio pequeño, fue a partir de ahí que nosotros cogimos la idea y comenzamos a hacer las fiestas oficiales de San Santiago y Santa Ana”, dice Pedro, que añade que “antes del 79 se hicieron tres o cuatro ferias en La Cala”. Aquella primera Comisión de Fiestas estaba formada por Rogelio Jiménez, Juan Arroyo, María José González, Rafaela Arroyo y Ramón González, además de Pedro. Hoy en día la Feria de La Cala tiene un recinto ferial fijo, consolidado desde hace muchos años. El Real está a la vista de cualquier persona que pase por la A-7, ya sea en dirección Marbella o Málaga, pero no siempre tuvo esta ubicación. “La primera se hizo en un solar donde ahora está el almacén de bebida de Miguel Arroyo en la calle Cártama, también se hizo en La Vega, un terreno de alfalfa, que era de Manuel Cortés. Después se hizo en la calle Torreón unos tres años y luego en una parcela, donde están ahora las dependencias de la Guardia Civil, allí se hizo dos años”, apunta Pedro. Cuando pensamos en cualquier feria, siempre tenemos la imagen de las coloridas atracciones y los niños y familias pasándolo en grande. Pero en aquellos años no existía una red de feriantes como las que se conocen en la actualidad. Antes eran los propios miembros de la Comisión de Fiestas, declara Pedro, quienes se tenían que desplazar a otros pueblos para realizar las diferentes contrataciones: “Teníamos un presupuesto de 25.000 pesetas (130 euros aprox.) del Ayuntamiento para hacer las contrataciones, comprar los premios, las medallas, las bandas... En un coche particular íbamos uno o dos a los pueblos de Málaga, como fuimos a Monda a por los músicos, otra vez a Marbella a por unos voladores que daban vueltas, que fue la primera atracción para niños que vino a La Cala. Al principio no había ni caballitos”.

Los Bravos fue el primer grupo en abarrotar la Caseta Municipal de la Feria

Pero si hay algo que añora Pedro es el protocolo que se llevaba a cabo en el concurso de misses que se hacía en las ferias: “Cuando se sacaban a las damas y a la reina, toda la junta directiva se ponía en una mesa delante del escenario y cuando se nombraba a cada una, un miembro de la junta la acompañaba hasta el escenario del brazo. Ya no es como hoy”. Las actuaciones han tenido un notable espacio en los programas de feria. Por La Cala han pasado grandes artistas de ayer y de hoy... Entre ellos, recuerda Pedro, Enrique Heredia, el cómico Pepe Díaz, Paco Toronto, Juanito Maravilla, El Perro de Paterna o Marifé de Triana, que venía acompañada de Rappel. “A Marifé la hicimos Miss Turismo”, apunta. Pero si Pedro se tiene que quedar con alguna anécdota, esa es del día que actuaron Los Bravos de Mike Kennedy: “Nosotros no estábamos acostumbrados a que la caseta estuviese toda llena. Y cuando empezaron a actuar, alguien de la Comisión de Fiestas, sin saber cómo funcionaba entonces este tipo de actuaciones, pidió que bajaran el volumen porque no se podía hablar con la gente”. Durante muchos años Pedro ha ido recopilando imágenes antiguas y programas de feria, que aún conserva en muy buen estado en su casa y que pueden ver en este reportaje. Este testigo de recopilación de datos lo ha recogido el actual presidente de la Asociación de Vecinos de La Cala, quien está documentándose, investigando y entrevistándose con vecinos de la zona para poder elaborar un informe completo de una parte de la historia de La Cala.

Modificado por última vez en

Galería de imágenes

2018 © MIJAS COMUNICACIÓN, S.A.
Aviso Legal y Política de Privacidad